¿Qué son las Normas Internacionales de Información Financiera o NIIF?
24 octubre, 2017
¿Se pueden capitalizar las ganancias acumuladas por efecto de la convergencia a nuevos marcos contables?
28 octubre, 2017
Mostrar todo

Las PyME colombianas entran en la era NIIF

Las empresas colombianas replantean sus procesos de gestión contable para ajustarlos a los estándares mundiales, bajo el modelo de las Normas Internacionales de Información Financiera – NIIF “colombianizadas”

 

El primero de enero del año en curso, es también el primer día para una nueva manera de gestionar la información financiera en muchas empresas del país, bajo el modelo de las Normas Internacionales de Información Financiera, NIIF o quizá las NIIF colombianizadas, las cuales han cumplido su ciclo de divulgación para implementarlas y aplicarlas en sus modelos contables.

 

Para esto, se establecieron tres grupos con el fin de permitir un proceso de transición más fluido en las empresas de todo tipo. El primer grupo, suponía desde su inicio, la aplicación de las NIIF plenas y que está conformado principalmente por las grandes empresas. No obstante, dichos estándares no serán aplicados a cabalidad por las empresas colombianas y en su defecto aplicarán las “NIIF colombianizadas”, a partir de este año. Con relación al grupo 3, bajo el Decreto 2706 de 2012, también comenzará a aplicar unos estándares mucho más aplicables para las pequeñas empresas desde el primero de enero de este año. Finalmente, el grupo 2, aplicará las NIIF para PyME a partir del primero de enero de 2016 – esperemos no sean NIIF Pymes  colombianizadas-.

 

Existen dudas significativas en relación a la aplicación de NIIF plenas en Colombia para compañías del Grupo 1, específicamente por la emisión de la siguiente normativa, emitidas a finales de diciembre pasado, por ejemplo:

 

-) Decreto 1851 del 29 de agosto de 2013, que contiene excepciones para entidades del sector financiero propuestas por la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) por razones prudenciales.

-) Decreto 2267 del 11 de noviembre de 2014, con excepciones para la aplicación de NIIF 9.

-) Circular Externa 036 de la Superintendencia Financiera de Colombia del 12 de diciembre de 2014, con excepciones para vigilados y controlados.

-) Decreto 2615 del 17 de diciembre de 2014, que pospone la vigencia de las NIIF 2013 hasta el 1 de enero de 2016 (incluyendo la IFRIC 21).

-) Ley 1739 de 2014 del 23 de diciembre de 2014, reforma tributaria, en el que el artículo 10 permite el reconocimiento del impuesto a la riqueza contra reservas patrimoniales.

 

Consecuentemente, esta normativa afecta la posibilidad de poder hacer una declaración explícita y sin reservas de la aplicación plena de NIIF.

 

Esto no es óbice para que las compañías del grupo 2 apliquen NIIF Pymes. Sin embargo, queda la duda si realmente las pequeñas y medianas empresas del país han realizado la tarea y están realmente preparadas para actuar bajo las nuevas reglas de juego financiero y contable.

 

Actualmente, se nota una preocupación por entender los impactos e implicaciones derivadas de los nuevos estándares. Las compañías quieren estar a la vanguardia y la mayoría entiende la importancia de estos temas, básicamente porque toman como referencia lo que ha pasado con las empresas del Grupo 1. Sin embargo, no todas las empresas se han comprometido con este cambio y es necesario crear consciencia en ellas y ver esto como una oportunidad para mejorar procesos, control interno, reflejar la realidad económica de sus negocios, mejorar sus oportunidades en el mercado y ampliar sus expectativas ante posibles inversores de capital, entre otros.

 

Así, la tarea de informar y formar a los medianos y pequeños negocios debe seguir como un proceso convencional para permitir que este importante grupo de la población empresarial del país cumpla con este objetivo y trabaje bajo el formato estandarizado global, al cual ya más de 192 países han ingresado.

 

En la medida en que la resistencia al cambio sea superado por todos los niveles de las Compañías (Socios, Directores, Gerencia, personal administrativo) existirán nuevos paradigmas y unas mejores bases para la toma de decisiones financieras y administrativas, lo cual dará pie a estrategias de gestión, administración de riesgos, optimización de procesos y sistemas de control más fuertes y duraderos a través del tiempo. Esto tiene impactos importantes en los negocios. Por ahora las bases tributarias se mantendrán por los próximos cuatro años conforme a lo establecido por la Dirección de Impuestos Nacionales, en tal sentido, no habrá cambios por el momento. Sin embargo, la mayoría de empresas ven las NIIF como una oportunidad para hacer sus planeaciones de impuestos y ya se habla de temas como el reconocimiento de impuestos diferidos, diferencias temporarias y bases gravables; lo anterior bajo principios colombianos era un tabú que poco a poco ha ido cambiando y seguramente con el tiempo estos temas harán parte del día de a día de las Compañías.

 

Las PyME tienen un modelo simplificado

 

El modelo especial que se diseñó para las empresas medianas y pequeñas, cuenta con un modelo simplificado que les permite adaptarlo de manera más precisa a su gestión. A saber:

 

-) La omisión de ciertos temas de NIIF, debido a su falta de relevancia, como las ganancias por acción, segmentos operativos, entre otros.

-) La eliminación de las opciones de políticas contables contenidas en NIIF plenas, permitiendo solamente un método simplificado para PYMES.

-) La simplificación de muchos de los principios de reconocimiento y medición presentes en NIIF plenas.

-) Una reducción en los requerimientos de revelaciones en los estados financieros.

-) Una simplificación en la redacción de las normas NIIF plenas.

 

En 2015 se espera que las pequeñas y medianas empresas “básicamente cumplan con el cronograma de actividades diseñado por el ente regulador, el cual se encuentra enfocado en revisar, en primer lugar, sus impactos financieros derivados de las diferencias entre los principios de general aceptación en Colombia, bajo el decreto 2649 de 1993 y las normas internacionales para PYMES;  en segundo lugar, sus impactos en procesos y en los sistemas de información; en tercer lugar, documentar sus políticas contables y memorandos técnicos que soporten la contabilidad y, por último,  reportar antes del primer semestre de 2015 el estado de situación financiera de apertura y hacer seguimiento durante el periodo de transición a las operaciones que tengan las Compañías”.

 

Las empresas medianas y pequeñas del país, deben asumir entonces sus retos con criterio y responder a las nuevas normas con celeridad, con el fin de participar de forma coherente y organizada en el concierto financiero mundial. Para lo cual, como principal recomendación, se da la de trabajar conjuntamente por lograr este objetivo. “Suena algo reiterativo, pero lo primero es crear consciencia y sentido de pertenencia al interior de la Compañía de la importancia que todos “tiren hacia el mismo lado” para ver los frutos al final del proceso; en la medida en que se examinen las operaciones, impactos y se documente todo el proyecto el éxito estará garantizado. Es importante centrar esfuerzos en operaciones claves dependiendo el tipo de industria y ver las mejores alternativas de cara a la implementación; siempre se debe contar con el apoyo del máximo órgano social de la Compañía y que exista un líder con las actitudes y aptitudes necesarias para llevar a cabo un proyecto de esta naturaleza.

 

Finalmente, existen recomendaciones precisas para los contadores, frente al tema de las NIIF. “La preparación del contador y su equipo estará orientada a prepararse a través del estudio de las normas, mantenerse actualizado, evaluar las alternativas e impactos, participar en la toma de decisiones, mejorar la documentación de los procedimientos, analizar las mediciones de desempeño, cumplir con los entregables para entidades de vigilancia y control, la junta directiva de las empresas y los comités, ente otros y claramente el contador y su equipo tienen un alto grado de responsabilidad en este proceso, pero lo primero que se debe tener en cuenta es el cambio de mentalidad y crear consciencia que no va a estar solo en este camino, es necesario que toda la Compañía participe, es decir, recursos humanos, abogados, ingenieros de sistemas, el área comercial, la de mantenimiento, la gerencia, la Junta Directiva, dado que a todos, en uno u otro sentido, les va a impactar.

 

A propósito de la colombianización de las NIIF para grupo 1, es perentorio que los supervisores y reguladores contables, establezcan desde ya un firme compromiso de mantener como base contable las NIIF Pymes para el grupo 2. Esto sin que haya lugar a colombianización, como en efecto está pasando para el grupo 1.

 

 

Felipe Janica

Tomado de : http://felipejanica.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.